miércoles, 9 de agosto de 2017

Reseña: 'Jesús me quiere'


Autor: David Safier


Editorial: Seix Barral

Año de edición: 2010

Número de páginas: 304

Idioma original: Alemán

Sinopsis: Marie tiene un gran talento para enamorase del hombre equivocado. Poco después de que su boda haya sido cancelada, conoce a un carpintero. Es un hombre diferente a todos los que ha conocido antes: sensible, atento, desinteresado. Desafortunadamente, en su primera cita él le confiesa que es Jesús. Al principio, Marie piensa que está completamente loco, pero poco a poco se da cuenta de que su historia es cierta. Se ha enamorado del Mesías, que ha venido a la Tierra poco antes del Juicio Final. Marie deberá hacer frente no sólo al fin del mundo, previsto para el próximo martes, sino a la historia de amor más descabellada de todas las que ha vivido.

David Safier vuelve a tener su huequito en La Contraportada. Se trata de un novelista y guionista de televisión alemán que ha ganado premios como el Grimme, el Premio TV Alemania y un Emmy. Se lanzó a escribir con la saga Maldito Karma y desde entonces ha publicado otros cinco libros entre los que está Jesús me quiere.

Se trata de una novela ligera de comedia. Aunque no está al nivel de Maldito karma (el listón estaba altísimo, es uno de mis libros favoritos), sí que me ha gustado.

Safier mantiene su "personaje tipo": una mujer cuya vida es un poco desastre y que se tiene que ir reconduciendo poco a poco y que evoluciona con el relato. En este caso, esta forma de ser recaerá sobre el personaje de Marie. Pero ella no es la única con una personalidad redonda, compleja y entrañable... En general, todos los personajes son redondos y variopintos. Se mezclan a celebridades como George Clooney con otros como Jesucristo y el demonio. La propia familia de la protagonista deja atrás los tópicos, pues los padres de Marie están divorciados, el padre se enamora de una inmigrante más joven y la hermana de la protagonista es lesbiana. Me encanta cuando en los libros se muestran y se normalizan estas situaciones que son tan comunes en nuestro día a día pero que la literatura no suele reflejar.

Los personajes son sin duda lo mejor del libro, pero no hay que dejar de lado las situaciones divertidas que crea el autor y que te dejan con una sonrisa en los labios mientras vas leyendo. Parte de esta comicidad radica en algo relacionado con la maquetación... Y es que dentro del argumento, la hermana de Marie, Kata, es ilustradora, y en todos los capítulos aparecen viñetas divertidas supuestamente dibujadas por ella. Me ha parecido un punto muy original y especial que le aporta personalidad a la novela.

Por último, Safier siempre se lleva mis aplausos con las moralejas de sus obras. Tanto para los creyentes como para los ateos, el mensaje del libro puede radicar en lo que todas las religiones propugnan (o deberían propugnar) que es el amor al prójimo, el respeto, el afecto y el sacrificarse por los demás. Sin importar cuáles sean tus creencias, me parece un bello mensaje que llega al lector de una forma amena y entretenida.

Solo puedo decir que lo recomiendo para quien quiera sentirse optimista.